Resources

Se proporcionan con fines informativos y de seguridad.

Cuando las llantas se han usado dañadas o con baja presión de aire (con poco aire), nunca vuelva a inflarlas sin primero desinflarlas completamente, desmontarlas de la rueda, inspeccionarlas y repararlas adecuadamente. Un técnico entrenado y calificado debe llevar a cabo este procedimiento. Pueden ocurrir explosiones súbitas y desastrosas debido a daño de la pared lateral (zipper) cuando se vuelven a inflar llantas que se usaron dañadas o con baja presión de aire (con poco aire). Una explosión debido a daño de la pared lateral (zipper) puede causar lesiones o la muerte.

  • Desinfle completamente una llanta que esté dañada o que tenga poco aire
  • Desmonte la llanta de la rueda de acuerdo con los procedimientos de desmontaje de la RMA o de la OSHA
  • Inspeccione la llanta por posible daño (clavos, cortaduras, daño al revestimiento, ruptura de las cuerdas radiales, etc.)
  • Inspeccione la rueda por posible daño (grietas, oxidación excesiva, vástago de la válvula, centro de la válvula, etc.)
  • Repare la llanta de acuerdo con las normas del Grupo de fabricantes de materiales de reparación de llantas (TRMG, por sus siglas en inglés)
  • Monte la llanta en la rueda de acuerdo con los procedimientos de montaje de la RMA o de la OSHA
  • Teniendo suma precaución, infle el ensamble de llanta y rueda en una jaula de seguridad (que cumpla las directivas de la OSHA) o en un dispositivo de restricción con una manguera de aire sujetable remota. Nunca sujete la llanta vertical cerca de su cuerpo en ninguna posición cuando la esté inflando. ¡MANTENGA UNA DISTANCIA SEGURA Y FUERA DE LA ZONA DE TRAYECTORIA AL INFLAR CUALQUIER LLANTA!

Por favor, consulte los siguientes sitios web para obtener instrucciones completas. Blacklion recomienda sólo técnicos de neumáticos capacitados y calificados para realizar cualquier servicio de mantenimiento, reparación e inspección de neumáticos.

JPG PDF